004. Los peer2peer: La subcultura popular

Los Peer 2 Peer, son descendientes directos de los Bulletin Board Systems.
Se trata de sistemas que permiten compartir el ancho de banda, es decir el caudal de transferencia de datos entre todos los usuarios conectados, entendiendo cada usuario como un nodo de la red.

La fórmula es muy sencilla: ancho de banda óptimo+ mp3+ programas P2P= La revolución de la distribución musical. Cualquier contenido de audio puede estar disponible en todos los rincones del mundo en pocos minutos.

Uno de los primeros sistemas P2P es el “usenet” que surgió a finales de los años 70 con el propósito de compartir noticias. Otro de los veteranos es el “hotline” aparecido en el 1997 expresamente para compartir archivos. Pero en 1999 Napster se populariza en muy poco tiempo, y destapa la caja de los truenos. La industria musical se ve por vez primera amenazada por Internet, y se pone sobre la mesa el debate sobre si compartir archivos viola o no los derechos de autor. El cierre de Napster fue inminente, ya que utilizaba un servidor central, otros sistemas de compartir archivos que no usan este método han sobrevivido y evolucionado hasta el día de hoy, ganando aún más usuarios.

Como dice Micz Flor , “jóvenes rebeldes no tan solo están atacando a la industria musical, sino que además, crean nuevos circuitos de solidaridad vía Internet”.
Romper las leyes del copyright siempre ha sido algo bien visto en el underground, en el mismo texto de Flor hay además referencias a slogans utilizados en los años 70 del tipo “Las grabaciones domesticas están matando la industria discográfica, seguid haciendo un buen trabajo”.

Los Peer2Peer permiten difundir obras sonoras o musicales más allá de cualquier frontera. En Barcelona a finales del 2003, en “Burn and Consume” el músico Apparat, que trabaja para una compañía de discos independiente, admitía con asombro que los P2P eran vitales para la difusión de determinados tipos de música que no esta dentro de los circuitos multinacionales, explicando su experiencia, al encontrarse con un fan en Islandia, país donde en aquel momento la música de su sello no tenia distribución.

Con los P2P, y entroncado con la Demoscene, aparece la denominada “the scene”, La escena underground de “rippers”. Se trata de la red pirata de distribución de música, películas y videojuegos, que se distribuyen muchas veces antes de que lleguen a las tiendas.
Estas comunidades de “rippers” suelen ser muy pequeñas, y especializadas, las comunidades de música raramente “rippean” dvd´s o videojuegos. El término “ripper” significa “destripador”, definiendo así la manera de desencapsular un dvd de su formato original, o de convertir unos archivos de audio en mp3.
The Scene, nace en los BBS, con el crackeo de videojuegos a primeros de los 80 (ver demoscene).

La escena de rippeadores de mp3, aparece hacia mediados de los 90, cogiendo cada vez más fuerza a medida que los anchos de banda mejoraban, y las conexiones domesticas a Internet se hacían más populares.
La distribución de obras musicales rippeadas, suele estar muy cuidada, cada archivo aparece bien etiquetado con los nombres de los autores, títulos de canción, discográfica y datos técnicos como la velocidad de bits de cada canción. La velocidad de bits, determina la calidad acústica de cada pieza. A mas bits, mejor sonido. Esta mejor calidad, también representa que el archivo va a ser más pesado, y por tanto tardara más en descargarse.

Todos los “cd rips” van acompañados de archivos de texto con las extensiones .nfo, y sfv, donde aparece toda la información sobre los mp3, y sobre que comunidad de la “scene” que lo ha puesto en circulación.
Estas comunidades underground se reúnen alrededor de canales de IRC, la mayoría en la red EFnet.