Licencias

Las nuevas formas de emisión y distribución de audio requieren de licencias específicas que se inspiran en las utilizadas en el mundo del software libre y open source, y que representan una alternativa al tradicional copyright incluso fuera del ámbito de la red.

Una de las licencias pioneras del mundo del software es la GNU General Public License, mas conocida como GPL. Es una licencia muy utilizada en el mundo del software y fue creada por Richard Stallman (1). La licencia GPL garantiza la libertad de uso preservando al mismo tiempo los derechos de autor, utilizando el Copyleft.

El Copyleft es un juego de palabras a costa del copyright. El copyleft permite la copia, modificación o adaptación de una obra siempre y cuando todas sus versiones y derivados lleven también la misma licencia copyleft. El Copyleft también permite que el autor decida que derechos quiere tener sobre su obra, y defender el “algunos derechos reservados” sobre el “todos los derechos reservados”. Por ejemplo un autor puede especificar que su obra pueda ser usada libremente para que otro artista realice un remix, pero puede requerir sus derechos si alguien quiere incluir su obra en un disco recopilatorio o usarla como banda sonora de un anuncio o película. El copyleft se aplica tanto en software como en música y arte.

Específicamente para las obras artísticas ya sean audio, video o textos se crearon los “creative commons”, una organización sin animo de lucro que facilita textos legales a los que acogerse para garantizar algunos o todos los derechos de una obra determinada, con el fin de difundir y compartir sin miedo a violar alguna ley restrictiva de copyright. Los creative Commons, se presentaron en sociedad en el 2001 en San Francisco, y a día de hoy han sido adaptados a las leyes de derechos de autor de diferentes países. Los creative commons fueron impulsados por Lawrence Lessig.(2) En España el proyecto está desarollado en la Univesitat de Barcelona.

La mayoría de net labels y estaciones de radio por Internet se acogen a estas licencias para proteger su obra y al mismo tiempo facilitar su difusión, ya que se puede distribuir y compartir libremente incluso usando programas peer2peer.

En 2004 el colectivo Platoniq creó su propia licencia “Aire incondicional” y la aplicó a los contenidos de una exposición del mismo nombre. Aire Incondicional se inspira en GNU y Creative Commons y esta adaptado a las particularidades legales de las fronteras españolas. La licencia aire incondicional permite reproducir, distribuir, transformar y comunicar públicamente una obra determinada

Específicamente creadas para defender la libertad en el mundo digital, están las licencias de la Electronic Frontier Foundation. Creada en 1990 esta organización vela para defender la libertad de expresión, la privacidad, la innovación y los derechos del consumidor, dentro de las circunstancias de la era digital. La EFF ha ganado diversas batallas legales en los EEUU en casos en los que se enfrentaban grandes corporaciones de la tecnología y la comunicación

Richard Stallman: Activista, Hacker y Desarrollador de Software, es conocido por ser el creador del proyecto GNU en 1983, y la Free Software Foundation en el 1985. Desde los 90 su mayor actividad es la de luchar contra las patentes restrictivas del software. (stallman.org)

Lawrence Lessig: Profesor de derecho en la Universidad de Stanford, es sobretodo conocido por sus investigaciones en el campo de la restricción de derechos de copyright y de registro de marcas en la era de la información.
Es también el creador del término “Cultura Libre”, movimiento que defiende la libertad de distribución y modificación de obras creativas, también en el marco de Internet.